Las Islas Baleares: Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera, tienen muchos encantos de sobra conocidos por todos y sobre los que, hoy, no nos vamos a extender demasiado. Además de sus playas y atracciones turísticas, nos gusta destacar otras cosas que también son muy importantes; la gastronomía, por ejemplo. Con el paso de los años, la Gastronomía Balear se ha mantenido prácticamente intacta.

Platos imprescindibles de la Gastronomía Balear.

Nos gustaría comenzar por la Caldereta de Langosta. Un plato popular que está muy ligado a la isla de Menorca. Con esta calderata podemos degustar una auténtica exquisitez: la langosta fresca del Mediterráneo. No es de los platos más antiguos del lugar, pero sí uno de los que se ha hecho más famoso. No es de extrañar que fuera uno de los platos preferidos de los pescadores. Si visitáis la bahía de Fornells, no podéis marcharos sin probar este plato tan exquisito; uno de los más demandados en esta isla Balear.

Seguiremos con el Arroz Brut. Un tradicional plato Balear que no se cocina con una única receta. Si se degusta en distintas épocas del año, sus ingredientes variarán. Junto a este arroz caldoso, tienen un especial protagonismo los ingredientes de la huerta balear, además de las setas. Las carnes también juegan un papel importante, ya que se puede cocinar con conejo, cerdo, pollo…

Y no nos podemos olvidar de la famosa Ensaimada de Mallorca. A diferencia de la caldereta de langosta, esta otra exquisitez sí forma parte de su gastronomía desde hace muchos siglos. Es un postre archiconocido que hace muchos años ya traspasó sus fronteras. La ensaimada mallorquina está avalada por el Gobierno de las Islas Baleares.

Gastronomía en Formentera.

La gastronomía tradicional que podemos disfrutar en la isla de Formentera, tiene productos autóctonos, un sabor muy personal y vino elaborado en esta tierra. Como sucede en la mayoría de casos, la cocina de cada lugar guarda una relación directa con su tierra, con la vida y tradiciones de cada región. Cuando nos referimos a la gastronomía de una isla, es lógico que esta cocina esté directamente influenciada por el mar. Formentera tiene, además, una agricultura de secano, algo que también marca de forma importante los ingredientes de sus platos.

Las Pitiusas (Ibiza y Formentera) gozan de un cierto «aislamiento» y esto las ha hecho depender, a lo largo de su historia, de sus productos autóctonos. Dentro de esta gama de platos forjados por su historia, podemos encontrar la ensalada payesa, que se elabora con pescado fresco; o también el «Frit de polp» que como su nombre indica, es una fritura de pulpo. El Bullit de Peix, un guiso en el que el pescado se integra con las patatas, nos da pistas de la influencia del mar y la tierra en toda su gastronomía. Tampoco podemos olvidarnos de los postres, ya que elaboran un delicioso pastel de queso, llamado Flaó. Haciendo un guiño a la isla más grande, Mallorca, en Formentera podemos encontrar un pudin de ensaimada, llamado Greixonera.

Baleares, gastronomía con sabor Mediterráneo.

La Gastronomía de Baleares es muy rica en platos influenciados por el mar y por la tierra. Su archipiélago 100% mediterráneo, en el que se combinan paisajes y platos exquisitos, se ha convertido en lugar imprescindible para visitar. Su belleza mediterránea en forma de almendros en flor en Febrero, es un claro ejemplo de la influencia del paisaje en la gastronomía. Su fruto es un elemento indispensable en la cocina tradicional. El pan y también el aceite están presentes en muchos de sus platos. Una buena rebanada de pan con aceite y un trozo de queso de Mahón, por ejemplo, se pueden convertir perfectamente en la antesala de un gran día.

Para poder disfrutar de todas estas exquisiteces, sólo tienes que visitarnos. Si quieres probar la gastronomía balear y decides venir a la isla de Formentera durante unos días, nosotros ponemos el alojamiento. ¿Te animas a probarla?