Definir cómo son las casas con encanto es una tarea un tanto subjetiva. Si pedimos a dos personas distintas que definan su casa ideal, seguro que habrá diferencias sustanciales. La vivienda, además de ser un derecho, es mucho más que un lugar para cobijarnos. El hogar debe ser concebido y diseñado como un espacio agradable, muy personal y que potencie el bienestar.

Casas con encanto para vivir en harmonía.

La casa como lugar donde desarrollar nuestra vida, debería estar diseñada como un espacio para vivir de forma agradable y cómoda. Es un lugar en el que debemos sentirnos muy bien, porque esto potenciará nuestro bienestar y, por ende, nuestra salud. Las casas y las viviendas en general, deben ser concebidas como espacios y hogares saludables. Pero, ¿cómo podemos definir un hogar saludable?

Un hogar saludable se define como aquel que aporta confort, propicia la relajación, anima a compartir experiencias, y nos ayuda a descansar. Es un espacio de vida que también debe estar en consonancia con su entorno. Si hacemos un repaso de cómo se ha venido construyendo, en muchos países, estos últimos 50 años; seguro que encontraremos buenos y malos ejemplos. El boom de la construcción nos ha dejado muy malas prácticas, pero también es cierto que cada vez se presta más atención a la sostenibilidad en la construcción de casas y edificios.

Arquitectura sostenible.

Promover la arquitectura sostenible y la eficiencia energética deber ser una prioridad. Cuando debemos construir una casa es importante pensar en el entorno. El concepto de “construcción verde” se acuñó hace unos años, y hace referencia a casas y edificios comprometidos con su entorno.

El cuidado del medio ambiente y la calidad de vida de las personas, tienen una relación muy estrecha. Si nos centramos en la isla de Formentera, podemos destacar que sus vecinos están muy comprometidos y concienciados con la sostenibilidad. Tienen muy claro que en materia de protección de la isla, los vecinos deben ser actores principales.

La preocupación por el deterioro del medio ambiente; ha provocado que administraciones de todo el mundo asuman el rol que les compete. Determinadas organizaciones civiles, han conseguido que la protección del entorno sea una cuestión gubernamental. Además de todas estas acciones y para conectar con esta creciente demanda, surgió hace unos años el concepto de “eco-marketing”. Este concepto marketiniano pretende dar respuesta a los consumidores preocupados por el futuro del planeta. Ellos también juegan un rol importante y están ganando terreno.

Can Corda, casas que se integran con su entorno.

Muchas personas manifiestan hoy en día su preocupación por el entorno y el medio ambiente. Estas mismas personas, hacen efectivo su compromiso buscando productos de menor impacto ambiental. Los profesionales dedicados al turismo tampoco podemos estar ajenos a esta tendencia, de hecho, esperamos que más que una tendencia sea una actitud generalizada.

El mercado demanda, o mejor dicho; exige que los proveedores de servicios también actúen con responsabilidad medioambiental. Siendo para ellos muy importante que todos los “actores” sociales actúen en consecuencia. Las personas esperan que las empresas colaboren cada vez más con el medio ambiente, se preocupan en chequear la información recibida, y quieren conocer aspectos fundamentales sobre los productos que consumen.

El sector turístico no está ajeno a estas inquietudes. Aquí es donde entra en juego la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente. Alquilar casas para vacaciones ya no es sólo una cuestión de ocio, para todas estas personas, también es una forma de actuar con responsabilidad. Se preocupan de cómo están concebidos aquellos espacios donde disfrutan de su tiempo libre.

Can Corda es un conjunto de cinco casas situadas en la isla de Formentera. Un lugar donde pasar unos maravillosos días de vacaciones. Nuestras casas están integradas y “comprometidas” con el entorno. Si tuviéramos que definiarlas en una sola frase, sería esta: un lugar de ensueño, integrado de forma natural en el paisaje de Formentera.