El verano es un momento para disfrutar del exterior: bañarse en la playa, en una piscina, pasear cuando cae la tarde, tomar un helado… El calor invita a compartir momentos refrescantes y que generan bienestar. El alquiler de una casa con piscina, es algo que muchas personas tienen muy en cuenta. Escapar de la ciudad y separarse de todo aquello que «huele» a estrés y prisas; es algo cada vez más necesario.

Casas de alquiler con piscina en un entorno único.

A juzgar por la cantidad de personas que nos visitan cada año, es indudable que Baleares tiene unas islas muy bien valoradas. No seremos nosotros los que digamos que son las mejores, porque no somos imparciales, pero nadie puede negar que Formentera (por poner un ejemplo) es un paraíso terrenal y casi «único en su especie.» Está rodeada de playas muy singulares y su ambiente fomenta el descanso de calidad. Además de sentirse en un ambiente preparado para la relajación, también podemos disfrutar de uno de los deportes más completos que existe: la natación.

Alquilar una casa con piscina tiene muchas ventajas, porque nos permite practicar el sano deporte de la natación. No olvidemos que además de relajarnos, las vacaciones nos obsequian con el tiempo suficiente para practicar deportes acuáticos, pasear o montar en bicicleta, y todo esto sin prisas.

La natación es un ejercicio aeróbico en el que están implicados dos tercios de los músculos del cuerpo. Potencia la fuerza, la flexibilidad y añade resistencia. No hay una edad mínima o máxima para practicarla y el riesgo de contraer una lesión es muy bajo. Es un gran aliado de tu espalda, así que si te pasas mucho tiempo sentado y adoptando malas posturas en el trabajo, te recomendamos que lo practiques durante todo el año.

Beneficios de nadar en una piscina.

Si decides alquilar una casa y ésta tiene piscina, podrás aprovechar todas las ventajas que aporta nadar un poco todos los días. No hace falta cruzar una piscina olímpica cada mañana, tampoco es cuestión de acabar el día exhaustos. Es suficiente con practicar un poco de natación y moverse un rato en el agua. Además, para los más intrépidos, en Can Corda tenemos la playa muy cerca. Así que nadie encontrará una excusa para no sentirse como pez en el agua.

Beneficios de la natación:

  • Deporte con bajo impacto en los huesos y articulaciones.
  • Mejora la flexibilidad
  • Aumenta la elasticidad
  • Quema las grasas
  • Incrementa la capacidad pulmonar
  • Mejora notablemente el sistema respiratorio
  • Tiene beneficios cardiovasculares
  • Aumenta notablemente la sensación de bienestar…

Como habrás podido comprobar, la natación aporta muchas ventajas y en verano podemos disfrutarla sin prisas y después tumbarnos en una hamaca. En Can Corda encontrarás casas que tienen piscina, tumbonas, barbacoa y todas las comodidades para que tu estancia sea inolvidable.

Te esperamos el próximo verano.

Si quieres pasar unas vacaciones perfectas, relajantes, divertidas y en un entorno único, te esperamos en Can Corda para el próximo verano. Aunque si prefieres visitarnos en otra época del año, también puedes, evidentemente. Haremos de tu estancia un momento inolvidable y podrás decidirte por una casa que tenga piscina. Así no tendrás excusa y podrás practicar un poco de deporte. Si decides visitarnos, comprobarás por qué la gran mayoría de familias que vienen, repiten. ¿Te animas a reservar tu casa de vacaciones en Formentera?